< Atras

La transición del ‘know it all’ al  ‘learn it all’ o por qué es mejor tener habilidad para aprender antes que (creer) saberlo todo.

Publicado 14 de octubre del 2021

Satya Nadella, CEO de Microsoft, comenzó a hacer uso hace pocos años de una anécdota muy reveladora sobre la gestión empresarial: si hay dos estudiantes, uno que lo sabe todo (know-it-all) y otro que es capaz de aprenderlo todo (learn-it-all), será más exitoso el segundo.

El aprendizaje, así como la gestión empresarial o el liderazgo, es una cuestión de actitud. Hasta hace poco, Microsoft creía que era un know-it-all de su sector. Y Nadella se dio cuenta de que cuando uno cree que lo sabe todo su margen de aprendizaje se reduce al mínimo.  ejecutiva del programa de recursos humanos

La apertura al aprendizaje es indispensable para saber adaptarse a los cambios en momentos inciertos, pero también al ritmo de los acontecimientos. Nuestro mundo ha alcanzado unas cuotas inéditas de incertidumbre, pero también de interdependencia y digitalización. Por lo menos en 2/3 de los países que conforman la OCDE, el grueso de la población considera que las principales ciudades se han convertido en ejemplos de inclusión y diversidad cultural. Y las redes sociales nos han expuesto a realidades que, de no existir internet, nos serían ajenas.  

Sería desacertado pensar que el mercado laboral no ha sufrido esta transformación. El 85% de los departamentos de Recursos Humanos encuestados por la OCDE coincide en que la diversidad ha ganado importancia en sus países durante los últimos años. Las empresas son, en definitiva, un reflejo de la sociedad. Si bien por un lado la diversidad enriquece el ecosistema laboral, por otro lado, supone un reto que no debería pasar desapercibido: gestionar la inclusión. “Los departamentos de RRHH tienen el desafío de construir equipos humanos para un entorno cada vez más mecanizado. Por mucho avance tecnológico que incorporen las empresas, la cultura empresarial sigue dependiendo de las personas”, señala María Sol Muñoz, docente del programa ejecutivo online de Recursos Humanos: Talento y Transformación Digital de USIL Onlife. 

palabras-de-maria-sol-docente

Deloitte lleva ya una década elaborando una encuesta para sentir el pulso de las generaciones jóvenes. La más reciente, titulada Global 2021 Millennial and Gen Z Survey, arroja conclusiones interesantes sobre las preocupaciones de los jóvenes que las empresas no deberían dejar caer en saco roto. Algunas de sus prioridades pasan por reevaluar los procesos de reclutamiento de las empresas para asegurar la diversidad y la inclusión; por examinar el rol que desempeñan las organizaciones con empleados que atraviesan problemas económicos; y por crear ecosistemas en los que la salud mental deje de ser un tabú.  

Integrar las nuevas tecnologías en las actividades empresariales trae beneficios evidentes: automatización de procesos, mejor rendimiento y mayores beneficios. Pero el éxito de una empresa pasa por entender la sociedad en la que se mueve. Por ello es tan importante que los departamentos encargados de contratar y fomentar una cultura empresarial sana encuentren el equilibrio entre ambas dimensiones: la digital y la humana. Esto se consigue abrazando la lógica de que hay mucho por aprender. Estos tiempos premian más el learn-it-all que el know-it-all 

estrategia digital de recursos humanos

Comparte esta noticia 

Déjanos tus datos para mantenerte actualizado con todas nuestras noticias

Noticias recientes